miércoles, abril 13, 2011

Banesco, mala opción

Quisiera postear sobre cosas finas que han ocurrido en este viaje, quisiera hablar de cómo encontré a España y subir fotos y uno que otro video curioso, pero no había tenido tiempo para escribir, porque siempre había algo que hacer. Sin embargo ahorita, aunque debería estar corriendo para ir a la estación de trenes o al aeropuerto, decidí sentarme a drenar mi profunda molestia con Banesco (y todo su personal).

Resulta que por algún motivo (al cual sólo puedo llegarle por elucubraciones de otros clientes del banco, dada mi experiencia) la tarjeta de crédito se bloqueó, dejó de funcionar.

Compras por internet, uso de trarjeta en los puntos de venta, en cajeros automáticos, todo quedó fuera del alcance para mí, desde el cuarto día de viaje, del que se supone es de 21 días.

Estuve escribiéndole a Banesco por correo electrónico a finales del mes de marzo y no me respondían, hasta que comencé a escribir por Twitter copiando los mensajes al presidente del banco, fue ahí cuando empecé a recibir una respuesta.

Desde la cuenta de twitter de @jescotet me respondieron que enviarían a un equipo a trabajar el caso.

Su primera respuesta casi 5 días después de haberles enviado un correo fue:

"Verificamos su caso y le informamos que la negación a las transacciones de
su TDC se produce a consecuencia a la lectura de banca magnética por un
punto de venta que acepta lectura de Chip.

Le recomendamos que al utilizar su TDC valide en el comercio que deslicen
la banda magnética en el punto de venta, ya que la están aplicando como
tarjeta chip y esta no posee ese dispositivo, adicionalmente; validar los
datos como cédula fecha de vencimiento y código de seguridad que coloquen
ya que este también genera negación al colocar datos errados."

Respondí:
"Ok inmediatamente voy a intentar hacer alguna compra. Pero por qué no
puedo realizar compras por internet o sacar avance de efectivo desde
cualquier cajero automático"

Ellos respondieron:
"Sr. Fabricio,

La clave para uso de Cajeros Automáticos y compras a través de Internet,
deben generarse en el país, y el Avance de Efectivo de Emergencia por
disposiciones gubernamentales no pueden ser generadas.

Para mayor información puede consultar la Providencia 099 en el portal de
Cadivi".

La clave la había generado antes de salir del país, y las compras en internet las vengo haciendo antes de viajar... Me molestó que me trataran como un imbécil que no sabe nada de las normas de CADIVI, dado que para comprar por internet NO HAY QUE PONER NINGUNA CLAVE así como en los cajeros automáticos.

Le echaron el muerto a lo más fácil: CADIVI. Claro que el sistema de CADIVI no está fácil para nadie, pero que le hayan echado el muerto de una manera tan evidente, tratando de lavarse las manos, me disgustó.

Seguí escribiéndoles explicándoles la situación, la última vez que me respondieron fue el 4 de abril diciendo:
"Estimado cliente

Me encuentro verificando el punto de retiro por Cajero Automático.

Saludos"

Luego seguimos por teléfono. Casi 4 euros cada llamada. En la que perdía como 30 minutos de mi vida. Decían que mi tarjeta estaba perfecta. Ya no pude más con esa respuesta eveidemente mediocre y me fui a Master Card Internacional (ya que soy cliente M.C.). Me dijeron que podrían emitir una tarjeta de emergencia, pero que tendría una cantidad de limitaciones como por ejemplo no funcionaría en cajeros atutomáticos, internet y además tendría que usarse manualmente, es decir: colcoando los dígitos de la tarjeta en el teclado.

Por otro lado mis familiares estuvieron comunicándose con Banesco y a números de agencias de confianza, logrando obtener una solución que ya Master Card me había dado: solicitar una tarjeta de emergencia.

Así hice, pero entonces comenzó el peloteo entre Master Card y Banesco. El primero decía que Banesco no autorizaba la solicitud. Cuando me comunico con el banco había un problema y el sistema estaba "bloqueado" y no podría generarse ninguna solicitud de tal tipo en Banesco. Sin embargo el funcionario de seguridad "desbloqueó" tal cosa y se pudo generar la solicitud de Master Card.

Ahora bien, llegó el fin de semana y ante las emergencias pareciera que mi banco no trabaja 24/7. También me dio la impresión de que Banesco no tiene línea directa con Master Card, lo que hace que M.C. pase por el sistema de Banca teléfonica más desordenado que he probado. Cada operardor te dice una cosa distinta, una respuesta a tu problema distinto. Llegué a pensar que eran ideas mías, hasta que a un operador de Master Card me dijo por teléfono que han tratado de saber qué es lo que ocurre y cada vez que llaman a Banesco obtienen versiones distintas como respuestas.

Cuando el "cerrucho se trancó" fue cuando el banco finalmente aprobó mi solicitud ante Master Card de una tarjeta de emergencia (Sí. La tarjeta de emergencia se pide a M.C. y ellos emiten una solicitud a Banesco que debe ser aprobada). Sin embargo a pesar de que lo aprobaron, Master Card necesitaba de un fax donde salía esta autorización de emisión de tarjeta, la cual, según M.C., nunca llegó, mientras que Banesco alegaba que ya todo el trabajo que quedaba era de Master Card.

Mis familiares srguian presionando a la gente que ya han concido vía telefónica en el banco y les prometieron que ya enviarían el dichoso fax.

Estamos a un día de mi retorno a Venezuela y aún no he recibido la respuesta de Master Card (quienes por cierto han sido los únicos que me han llamado para darme estatus de mi caso).

Ahora estoy en Barcelona, pero mi regreso es mañana por Madrid. Si no tuviese dinero en efectivo a mi alcance, este problema podría generar una estadía forzosa en un país al cual sólo vine a vacacionar. Además me obligaría a endeudarme y/o pagar multa con la aerolínea.

Aún si mi tarjeta llegara mañana mi fecha de fin de viaje de CADIVI vence mañana y lo peor es que el sistema de control cambiarío no tiene algún método de prórroga para turistas, y si lo tiene que alguien me lo diga.

Entonces si sólo dependiera de la tarjeta con el problema (generado desde Banesco) tendría que esperar a que llegara ésta de emergencia para comprar mi pasaje de regreso a Madrid y luego pagar la penalidad en la aerolínea de regreso a Venezuela, también obligándome a quedarme varios días más fuera de lo previsto, ya que los regresos en mi aerolínea son sólo los martes y jueves.

¿Qué debo hacer con respecto a esta situación?... quedarme de brazos cruzados ante tal atropello por parte de mi banco, que ahora tiene más poder que yo sobre mis vacaciones gracias a los reglamentos actuales del sistema de control cambiario.

¿Podría demandar al banco o al menos recibir una indenmización por parte de ellos?.. ¿Hay alguna institución del estado que pueda de verdad, verdad hacer valer mis derechos?

domingo, abril 03, 2011

Green Peace en Berlín

Esta es la pequeña entrevista que le hice a Marcus de Green Peace en la Puerta de Brandenburgo.

Ese día habían varias protestas en contra el uso de la energía nuclear, Green Peace era uno de los movimientos que protestanban.

Le preguntaba a Marcus si él no creía que el uso de menor energía nuclear iba a significar más presión económica, política y militar sobre los paises productores de petroleo como Venezuela, su respuesta fue que la propuesta de ellos era cambiar poco a poco a energías renovables.

El video está en inglés, no hay subtitulos en español.




Al día siguiente me conseguí con alguien que me pedía dinero para su movimiento. Me abordó en alemán dije "Sorry I don't speak german", respondió: "What lenguage?", dije: "español", inmeditamente salió el caraqueño de aquel hombre y conversamos sobre lo que él representaba.

Su movimiento sencillamente estaba en contra de los movimientos ecologistas que pedían estar en contra de la energía nuclear, ellos quieren "exterminarlos".

En lo que pedí grabar lo que me estaba diciendo, reculó, dejó de pedirme dinero y decidió terminar la conversación, de hecho pude notar un poco de miedo en aquel tipo, como si lo que me estaba diciendo era mentira.

Lo que me quedó de él fue un papel con sus puntos en contra del movimiento ecologista y la imagen del grupo pidiendo dinero para la causa.

sábado, abril 02, 2011

Último día en Berlín

video

Me queda el sabor de una Berlín ultra-mega-súper-multi-cultural. Todo el tiempo que estuve aquí sólo conocí a un alemán, el resto: suramericanos, norteamericanos, chinos, españoles.

Se siente el hecho de que estas dos ciudades, con culturas distintas (el este y el oeste) tuvieron que unirse, como cuando par de hermanos peleados se tienen que abrazar por mandato de sus padres.

Se ven las protestas en contra de la energía nuclear y otras a favor. Pude entrevistar a la gente de Green Peace (en contra), por otro lado la gente "a favor" me explicó que querían exterminar al partido verde, a las organizaciones verdes. La persona que conversó conmigo me abordó en la calle, quería dinero para su movimiento "anti verde" (obviamente no le di nada), casualmente era venezolano, y luego de todo el discurso "anti verde" no quiso ser grabado... algo tendrá que ocultar, me imaginé.

(Aquí iba un video de la gente de Green Peace, tardó mucho en cargar y me tengo que ir. Se los debo)

Cambiando de tema, no distingo entre lo que son los bares "chéveres" o los que no. Parece que hace falta tener más días viviendo aquí para lograr esa distinción. Lo que he notado es que entre más grafiteado o con más collages en su diseño interior esté, mucho más atractivo para el público.

Tener la posibilidad de cenar bajo un gran árbol, frente a un río es algo que me hará falta sin duda alguna.

Le agarré cariño a esta ciudad. Es muy amigable, pensé que el idioma iba a ser lo peor (que de hecho lo es hasta para los extranjeros que llevan 4 anos aprendiendo el idioma), pero para un turista no es una limitante.

A primera vista todo luce bastante destruido y pareciera que la gente por lo general es destructora, pero no.


Anoche me llevaron a un típico sitio alemán para cenar. Rica comida y ricas cervezas. Luego fuimos a un bar. Conocí a esta china llamada Miau (Sí, fue el chiste latino de la noche), dijo que tenía habilidades para leer la mano. Me la leyó, me ha dicho cosas sobre que seré muy feliz y me gustó creerle, aunque nunca valore ese momento más a allá de las horas o minutos seguidos de haber sido declamada la "profecía".

Hoy me voy a Barcelona, la ruta sigue. Me iré de Berlín, pero siento que la veré de nuevo, me siento cercano a ella.

Prost!


 
Free counter and web stats