viernes, agosto 28, 2009

Blind dates, un corto imaginario.

No tengo a un sólo conocido que haya tenido amigos imaginarios. Me encantaría saber cómo surgen, por qué surgen y cómo se mantiene esa "amistad" por un tiempo prolongado.

Yo siempre fui un chamo con buena imaginación, de bolas que me creé carritos donde no había, muñecos y aviones que no tenía. Tal vez fue la dificil situación económica que mi familia vivió en los 80's que le impedía a mis padres comprarme juguetes, pero gracias a Jevús me compraban mucha plastilina y con ella hacía todo aquello que no podían comprarme.

La imaginación es necesaria para escapar de vez en cuando a las realidades. Yo me lo tomé muy bien. Pero a estos dos panas como que no. ¿O sí?

Este divertidísimo corto es escrito, dirigido y producido por Jonny Brady, con las actuaciones de Geoff Dignan y Daniel McClelland. Cuenta la historia de par de chamos que tienen novias imaginarias, llegando al punto de confundirlas entre si.

Está en inglés y aparentemente es una tesis de Brady.

Les debo los subtítulos.

'Blind Dates' from RedLettuceCamera on Vimeo.

A short film about two lads that believe they share the same imaginary girlfriend, and that she is cheating on them both with each other.

Starring Geoff Dignan and Daniel McClelland.

Written, Directed, Produced, Lensed and Edited by Jonny Brady.
Sound and Grip by Connor Dooley.
Gaffer was Nicholas Middleton.

Originally intended for submission as a final year video project for university.

2 comentarios:

Ricardo A. Winkelmann dijo...

Jeje, me acuerdo de esos años de la plastilina, entre otras cosas hicimos todos los personajes de G.I.Joe que no podíamos comprar... en mi casa todavía sobrevive una momia de plastilina de esa época.

Yo creo que toda mi creatividad viene de esa influencia, me acuerdo también una vez se te ocurrió hacer un comic de Platoon (que nos la pasábamos jugando en la Commodore 64) y, al igual que con la plastilina, seguí tus pasos y entonces cada uno tenía su cuaderno para los comics, ¿te acuerdas de eso?

Mi hermana Lisette tenía una amiga imaginaria, le puedes preguntar a ver si se acuerda, jaja.

fabricio dijo...

jajaja que bolas Lisette, hará falta preguntarle cómo fue esa relación imaginaria...

¿Como se olvidan esas cosas?.. imposible, lo más frito era ese poco de carajitos de 8 años jugando a la guerra y creando unas reglas locas, yo recuerdo que una de ellas era: si te "disparaban" (es decir te apuntaban y hacían un sonido de metralleta o disparo) tenías que tenderte en el suelo por equis cantidad de segundos y si habías sido herido, pues te tocaba contar en voz alta, una vez terminado el conteo te podías levantar.
Demasiado complicado, pero lo divertido era cuando eras herido en plena entrada del estacionamiento o la puerta del edificio y por la regla debías durar tirado en el piso varios segundos y los carros o la gente no podía entrar o salir...
¡Dios!.. ¡que diversión!

 
Free counter and web stats