jueves, octubre 05, 2006

Lo que viene, luce, sabe y huele a Asía

En los días de ajetreo, donde no te alcanza el tiempo para nada, cae como anillo al dedo vegetales salteados en mucha, mucha grasa, aderezado con medio litro de salsa de soya, además de una porción bien sustanciosa de arroz que tiene un color caramelo y que previamente ha sido frito en el mantequero antes del Chop Suey y las lumpias que son el adorno de todo este revoltijo oriental, que para mi es en realidad más venezolano que oriental.

No es lo mismo el arroz chino que el arroz chino-venezolano, al igual que el Chop Suey y los tallarines, nada que ver. El colesterol y posiblemente la falta de higiene sean el secreto de nuestra excelente y asquerosa gastronomía china-venezolana.

Pero sí hay cosas que conservan los restaurantes chinos-venezolanos y los chinos que están en Venezuela (si se acaba de enredar, vuelva a la línea anterior). Como por ejemplo su decoración. Se ven muy uniformes con su rojo y verde por doquier, tan uniformes que se fajan en la decoración del lugar en el restaurante donde uno como cliente puede distinguir si es un chino-venezolano o es chino nada más, es decir: el baño.

Un faje increíble con lo que muchas veces pasa desapercibido. El lado del cubo que menos tendemos a ver, un verdadero reto a la concentración y a miles de técnicas que me suenan a acupuntura, yoga, té negro y un verguero de cosas más que por lo general les decimos chinas solo porque viene, luce, sabe o huele a Asía.

El techo del baño de un restaurante chino-venezolano de La Urbina, Caracas.

6 comentarios:

vemeko dijo...

En los "verdaderos" restaurantes chinos no hay lumpias. En el centro, hay uno que aunque no tiene un buen aspecto, es exquisito. Se llama "La nueva casa de los chinos". Un clásico, altamente recomendable.

Maléfica dijo...

Otro restaurant chino muy bueno está cerca de la Av. Casanova, bajando por las Acacias (conocida como la calle de los moteles)Creo que se llama Hung Key.
No vayas a pedir lo que todo el mundo conoce, pide un arroz ocho sabores o pollo con merey o el exquisito Tim Sam, no te vas a arrepentir.

Anónimo dijo...

sayonara

Guillermo dijo...

res tau rant nan king!

38 años cocinandoooo paraaa Usteeeed!

nan king!

Abdul Rahib dijo...

chinos aqui chinos alla que importa ya

Elo dijo...

La mejor comida china de mi vida fue ese plano lento, en que la protagonista de Deseando Amar meneaba su pote metalico al son de una especie de vals, mientras el humo salia de la tapa y de la boca del hombre, que en una esquina, la miraba con amor.

 
Free counter and web stats